Novedades

200.000 casos de cáncer de endometrio evitados en una década gracias a los anticonceptivos



Compartir: Facebook · Twitter · Google +


Mucho se ha hablado de los riesgos de los anticonceptivos orales, como la mayor tendencia a la trombosis o a sufrir un ictus, pero este fármaco también tiene su cara amable en el terreno de la prevención. Según los datos de un estudio publicado en la prestigiosa revista The Lancet Oncology, el consumo de la píldora, incluso durante unos pocos años, ofrece una protección importante frente al cáncer de endometrio, un tumor que se da con más frecuencia a edades avanzadas.

Desde su aprobación, a comienzos de 1960, aproximadamente unos 400 millones de mujeres de países desarrollados han utilizando anticonceptivos, con frecuencia durante periodos prolongados durante su juventud. A pesar de su aceptación, este fármaco ha levantado mucha controversia, a nivel religioso y médico. Su vinculación con efectos negativos en la mujer (problemas cardiovasculares, mayor riesgo de cáncer de mama o de cuello de útero), ha generado voces en contra de su uso. Sin embargo, los estudios científicos también evidencia algunos beneficios que quizás no han sido evaluados tan profundamente.

De hecho, hace años que se conocía el efecto protector del medicamento sobre el cáncer de endometrio, sin embargo, no se había contabilizado hasta la fecha los tumores que su consumo podía evitar a largo plazo. La investigación, realizada por investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido), ha analizado los datos de 27.276 mujeres con cáncer de endometrio obtenidos a partir de 36 estudios realizados en diferentes países de Europa, Australia, Asia, Sudáfrica o Norteamérica.

El análisis ha revelado que en los últimos 50 años se han prevenido alrededor de 400.000 tumores de endometrio, de los que 200.000 se han evitado en la última década.

«El fuerte efecto protector de los anticonceptivos frente al cáncer de endometrio -que persiste décadas después de haber dejado la píldora- significa que mujeres que los utilizaron en su veintena o incluso antes continúan beneficiándose a los 50 o más años, cuando este cáncer es más frecuente», explica en un comunicado la principal investigadora del estudio, la profesora Valerie Beral, de la Universidad de Oxford.

Los resultados muestran que por cada cinco años que se toma la píldora, el riesgo de este cáncer se reduce un 25%. En países desarrollados, el consumo de anticonceptivos durante 10 años reduce el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio antes de los 75 años de 2,3 a 1,3 casos por 100 mujeres usuarias.

No obstante, tal y como indica un editorial publicado en la misma revista, habría que valorar si las diferentes formulaciones que han ido comercializándose protegen de la misma manera que las dosis que antes se administraban, que son las evaluadas por este trabajo. «Las mujeres necesitan ser conscientes de los beneficios y riesgos de los anticonceptivos para poder tomar decisiones informadas».

Últimas notas